El pequeño comercio de Barcelona gana a los centros comerciales

Comprar en los centros comerciales fuera de la ciudad de Barcelona ha pasado de moda. El negocio ha regresado al centro de la capital catalana y a sus principales ejes comerciales, consecuencia de una mejora de su oferta. Así lo constata el Estudio de los hábitos de compra y flujos de atractividad de las polaridades comerciales en la ciudad de Barcelona editado por el Ayuntamiento de Barcelona, cuyos sondeos entre compradores señalan la proximidad como el principal factor de elección del lugar de compra.

“Los ejes comerciales concentran ahora una oferta que hasta hace unos años solo se encontraba en el centro de la ciudad”, ha señalado la mañana de este miércoles el director del informe, Marçal Tarragó, como una de las causas del nuevo modelo de elección. Esos ejes comerciales donde se concentra el grueso de la oferta de cada distrito han superado en valoración (7,9) a los centros comerciales (7,8) e incluso a lo que el estudio denomina el hipercentro (7,6), la zona de alrededor de la plaza de Catalunya y de Ciutat Vella.

Barrios como Gràcia, Sants o Sant Andreu se han convertido en espacios comerciales de referencia para los compradores, que también valoran otros ejes comerciales del centro de Barcelona, como los de La Rambla y el paseo de Gràcia.

En cambio, ese hipercentro que señala el informe escapa de las preferencias por la gran presencia de turistas extranjeros, que cada vez valoran más Barcelona como “una ciudad de compras”, ha señalado el concejal de Comercio, Raimond Blasi. Los compradores residentes del área metropolitana, sin embargo, incluyen puntos negros como la percepción de precios caros, la falta de limpieza y la masificación.

En el caso de los centros comerciales de Barcelona, los sondeos no han registrado el repunte de las visitas por parte de residentes del resto del área metropolitana, que a igual oferta optan por realizar compras en las grandes superficies comerciales de sus propias área de influencia. Los centros comerciales, subraya el informe, tiene un problema: su clientela tiene tendencia a concentrarse los fines de semana.

Un 7,1% de los encuestados asegura realizar las compras de productos cotidianos los domingos. Tarragó ha señalado que ese hábito es consecuencia directa de la apertura de nuevos establecimientos de proximidad que pueden abrir en festivos, sobre todo especializados “en fruta y verdura”. “Ese comercio es solo alimentario”, ha señalado Blasi para intentar zanjar la cuestión.

El concejal ha reiterado la disposición del Ayuntamiento de Barcelona a crear una zona turística de libre apertura los festivos -como dicta el decreto de liberalización comercial aprobado por el Gobierno central- siempre y cuando se pacte con el sector del comercio. “No tenemos inconveniente a estudiar su implantación”, ha señalado.

Read more here – http://elpais.com/ccaa/2012/09/26/catalunya/1348662805_084290.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s