“Lo mejor de uno solo sale al llegar al límite”

Andrea Fuentes Fache (Tarragona, 1983) es, con cuatro medallas olímpicas, una de las mujeres más laureadas en la historia del deporte español. Como capitana del equipo de natación sincronizada se siente obligada a defender la dignidad de su deporte ante la carta abierta que 16 exnadadoras publicaron el lunes denunciando un trato vejatorio por parte de Anna Tarrés, la ex seleccionadora, destituida el pasado 6 de septiembre.

Pregunta. ¿El alto rendimiento genera un sufrimiento inevitable?

Respuesta. No sé qué visión tendrá la gente desde afuera, pero supongo que no hay más remedio que llegar muy al límite en muchos aspectos. Para poder ganar hay que sacar lo mejor de ti. Lo mejor de ti solo se saca cuando llegas a grandes límites. Hay momentos muy duros. La gente de fuera no se puede poner en nuestro papel de repente porque alucinaría. Para nosotras es lo corriente porque desde pequeñitas hemos seguido este camino progresivamente. Hemos tenido la voluntad de emprender este proceso y así nos han ido preparando poco a poco para llegar a puntos de máximo sacrificio. Algunos están preparados mentalmente para avanzar sin sufrir y otros lo viven como un infierno. Las que llegamos muy lejos es porque disfrutamos del camino. Es muy difícil sacar lo mejor de ti si son todo desgracias.

P. ¿Por qué hay gente a la que le resulta insoportable?

R. Ocurre en cualquier trabajo. Hay gente que trabaja sin motivación y hay gente a la que le encanta. Hay gente que no quieren levantarse de la cama para ir a la piscina, o a correr, para pasarse todo el día dándole caña al cuerpo. Lo ven como un sacrificio demasiado grande pero siguen por inercia, por dinero, o por otras razones. Otros vamos obligados pero con ganas de ser un poco mejores que ayer, de encontrar soluciones nuevas, de practicar la técnica, de convivir con las compañeras. Puedes pasar momentos muy divertidos. Mi experiencia ha sido un gran disfrute. Por eso tengo 30 años y todavía sigo aquí.

P. ¿Cuántos años se entrenó con Anna Tarrés?

R. Casi toda la vida. En la selección absoluta desde 1999. Pero desde pequeña, como éramos del mismo club, ya me había entrenado alguna vez.

P. ¿Sufrió tratos vejatorios?

R. Yo en particular no. Al revés. Me ha tratado bien.

P. ¿Ha tratado Anna Tarrés de forma denigrante a alguna de sus compañeras?

R. No sé hasta qué punto se considera denigrante un trato o no. Podemos llegar a pelearnos muy fuertemente con nuestros hermanos, o tener la típica pelea doméstica de convivencia con familiares a los que queremos con locura. Claro que con Anna ha habido momentos en los que nos hemos llegado a gritar y nos hemos dicho palabras dañinas. En ambas direcciones. Y han dolido. Pero me parece un camino natural que tienen que recorrer todas las familias, todas las empresas, y toda la gente que convive cierto número de horas. No siempre es necesario que exista tanta cordialidad. A veces es imprescindible ser sincero y dejar que salga lo que llevas dentro. Más en el deporte de elite, en donde llevas tu organismo a límites que ni imaginas añadiendo tensiones. Sí… A veces nos pasamos de la lengua. Nos pasamos con las palabras duras. Pero si sacas esas palabras fuera de contexto fabricas una imagen artificial y grotesca.

P. ¿Cómo definiría a Tarrés?

R. Es la persona más luchadora que he visto en mi vida y una de las más valientes que conozco. Nunca se dejó distraer por los tabús y las fronteras. Una de las cosas que admiro en ella es ese decir: ‘no hace falta que siga las normas si no creo en ellas’. Ese punto medio rebelde que tiene nos hizo avanzar, ser creativas, hacer historia y crear un equipo con marca propia.

P. ¿Traspasó fronteras de dureza?

R. Era muy crítica y muy dura con la exigencia, tanto para ella como para los demás. No tenía pelos en la lengua y siempre te decía lo que pensaba. Su sinceridad ha sido importante.

P. ¿Vivir al límite físico y psicológico es vuestro deber o es una elección si quieres competir en unos Juegos?

R. Yo creo que no se pueden hacer las cosas a medias. Si voy, voy a fondo. Hay que tener en cuenta que cobramos un sueldo que nos pagan todos los españoles. Te pagan por tus resultados. Es una beca pagada en parte con impuestos. Esto significa que creen en ti para un futuro. Yo me siento obligada a responder a esa esperanza ajena. Cuando no encuentras esa motivación interior tienes que pensar que es un trabajo. Pero hay gente en la alta competición que no siente esa responsabilidad.

P. ¿Cómo cree que se gestó la carta de las exnadadoras contra Tarrés?

R. Creo que ha sido una carta bastante oportunista porque han esperado a que ella fuera destituida. Mucha gente que la ha firmado se ha sumado al carro por arrastre. No creo que gente que hace 15 o 10 años que no se mete en una piscina necesite arreglar esto en su vida. Si hay gente infeliz después de diez años de haber vivido ese camino es porque realmente tiene un problema. Lamento que compañeras mías hayan sufrido tanto. Quisiera que fuesen más felices. Creo que hay que mirar para adelante. Hay mil cosas por hacer en el mundo. No hay que tener tanto rencor dentro, ni recuerdos tan malos sobre el deporte. Hay que saber poner un punto y aparte en la vida. Hay que saber aceptar la retirada y ellas no han sabido hacerlo.

P. ¿Cuántas denunciantes realmente conocían a Tarrés?

R. Cinco de dieciséis firmantes sí estuvieron en el equipo. Pero Jordina Pallarols, Laia, Neus Seguí, Lara Oyonarte… Ellas nunca estuvieron en la selección absoluta. No entrenaron día a día con Anna. Poner su firma a una serie de acusaciones sin conocer las cosas de primera mano me parece imprudente.

P. ¿Por qué cree que la federación rescindió a Tarrés?

R. Por su personalidad. Esas ganas de romper fronteras y tirar para adelante para construir cosas nuevas puede que no estuvieran bien vistos si por arriba tienes gente que no cree en esos caminos. Las diferencias profesionales y personales resultan inevitables.

P. ¿Qué relación existe entre las denuncias de malos tratos y la decisión de no renovarle?

R. Creo que hay una conexión entre las exnadadoras que se quejan de los métodos de Tarrés y la decisión del presidente de no contar más con ella. Porque Fernando Carpena ha dicho que pretendía un cambio en la política deportiva. Esto incluye métodos. Supongo que lo habrá tenido en cuenta.

P. ¿Ha sentido en estos días que la sincronizada está en peligro de extinción?

R. Espero que no. Espero que el nuevo equipo de entrenadoras nos lleve a buen puerto. Soy una persona abierta de mente y me gusta abrirme a los compañeros nuevos. Confiamos en trabajar para dar lo máximo. De ahí que salgan buenos resultados no lo sé porque no he entrenado nunca con las nuevas técnicas. Pero tenemos que tener buena disposición porque tenemos una responsabilidad.

Read more here – http://elpais.com/deportes/2012/09/26/actualidad/1348688492_613978.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s