China rechaza la apelación del artista y disidente Ai Weiwei

Nuevo choque de Ai Weiwei contra el muro judicial chino. Un tribunal de Pekín ha rechazado este jueves la apelación del artista y disidente chino contra la orden dictada por las autoridades fiscales de que pague 15 millones de yuanes (1,85 millones de euros al cambio actual) en concepto de impuestos evadidos, retrasos y multa por parte de la compañía Beijing Fake Cultural Development, con la que realiza sus proyectos pero que es propiedad de su esposa, Lu Qing.

“Es una gran vergüenza de tribunal. No ha respetado los hechos ni nos ha dado la oportunidad de defendernos, no tiene respeto por los derechos de los contribuyentes. En China no hay justicia”, ha declarado el artista, conocido, entre otras cosas, por su participación en el diseño del estadio olímpico de Pekín, informa Reuters. Ai, de 55 años, acudió al tribunal del distrito de Chaoyang para que anulara el rechazo de la oficina municipal de impuestos de su apelación contra la multa. Él y sus seguidores aseguran que el caso ha sido orquestado para castigarlo e intentar silenciarlo por sus continuas críticas al Partido Comunista Chino y su defensa de la democracia.

El dictamen es prácticamente su última posibilidad de luchar contra la sentencia fiscal. En teoría, podría apelar ahora al Tribunal Supremo, pero la posibilidad de que fuera aceptada su petición es casi inexistente, dado su enfrentamiento con el Gobierno y la total dependencia del partido de los jueces en China. Los tribunales aceptan en raras ocasiones las demandas interpuestas por disidentes y sus apelaciones contra los dictámenes oficiales son rechazadas habitualmente.

Ai fue detenido el 3 de abril del año pasado, en medio de la ola de arrestos lanzada contra activistas y disidentes por miedo al contagio de las revoluciones árabes. Estuvo en paradero desconocido en manos de la policía 81 días, tras lo cual fue liberado con condiciones. Se le prohibió salir de Pekín durante un año. Este periodo expiró el pasado 22 de junio, pero sigue sin tener plena libertad de movimiento y continúa sometido a estrecha vigilancia policial.

Los intentos de acallar a Ai Weiwei se han vuelto a menudo contra el Gobierno. La multa fiscal, que le fue impuesta el 1 de noviembre de 2011, generó un fuerte movimiento de apoyo al carismático artista que no esperaban las autoridades. Alrededor de 30.000 simpatizantes enviaron donaciones, que sumaron un total de 8,7 millones de yuanes (1,07 millones de euros), para ayudarle a pagar la garantía de 8,45 millones de yuanes (1,04 millones de euros) que le fue exigida para poder pedir la revisión del caso.

Las contribuciones llegaron por giros postales, transferencias bancarias e incluso en forma de billetes plegados como aviones o envueltos en fruta, arrojados a su jardín. Ai ha dicho que considera el dinero recibido un préstamo y lo devolverá puntualmente. Este jueves, ha asegurado que no sabe si ahora tendrá que pagar la totalidad de la multa, pero que sospecha que sí.

Read more here – http://elpais.com/internacional/2012/09/27/actualidad/1348722825_263658.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s