El hermano de Bretón niega que ocultase pruebas en el caso

Rafael Bretón afirma que no ha manipulado el móvil de su hermano José, imputado por el doble asesinato de sus hijos. Este miércoles, Reposo Carrero, la abogada Ruth Ortiz, madre de los pequeños, avanzó el resultado de un informe preliminar solicitado por el juez sobre el terminal de José Bretón. Los datos indicarían que, mientras el móvil estuvo bajo custodia de Rafael, se pudieron borrar mensajes y llamadas interesantes para la investigación del asesinato de Ruth y José.

“Tras la acusación pública de la letrada María del Reposo Carrero sobre el supuesto borrado de llamadas del móvil de mi hermano y tras leer el informe en el que se basa esa injuria”, Rafael Bretón expone en cuatro puntos su versión de los hechos y su defensa. Para empezar, niega que haya “borrado ninguna llamada del terminal” de su hermano. Y sobre la desaparición de números, recuerda que, “como se puede comprobar, los teléfonos móviles tienen una memoria limitada de registro de llamadas (entrantes, salientes y perdidas) y que al estar el móvil encendido y seguir recibiendo o realizando llamadas, van desapareciendo las llamadas más antiguas”.

Por tanto, y regresando al informe sobre las llamadas desaparecidas, afirma que el resultado del informe “habría sido el mismo aunque el móvil encendido hubiera estado custodiado en comisaría”. Así, termina diciendo “que no tiene sentido borrar llamadas de todas las cuales la operadora de telefonía móvil guarda registro, aún más cuando la policía ya en dos ocasiones había extraído toda la información de interés del móvil cuando nos fue devuelto”.

Por último, Rafael vuelve a quejarse del acoso que sufre sus padres, su hermana y el resto de su familia. “Puedo entender la animadversión hacia mi hermano, pero no acabo de comprender porqué dirigir la ira y sospechas contra mi persona o mi familia cuando no somos responsables de los hechos acontecidos”, escribe.

“Hemos colaborado en todo desde el principio y en ningún momento hemos mentido o falseado hechos, como se quiere dar a entender. Son mis sobrinos, Ruth y José, los que hoy no están con nosotros, y mi familia la que está viviendo una tragedia y sufriendo como nadie puede imaginar por ese motivo”. A este “infierno que vivimos a diario por la desaparición de los niños”, Rafael incluye el propio que tienen que soportar por los “insultos, acoso y agresiones, que son la consecuencia del vertido de acusaciones falsas e infundadas, ante las que nos encontramos en total desamparo”.

Read more here – http://elpais.com/ccaa/2012/09/27/andalucia/1348744947_152885.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s