El ‘mosso’ y la campeona de kickboxing

El mosso d’esquadra Víctor B. eligió mal el momento, la manera y hasta la persona con la que pretendía ligar. Hace casi un año, entró con unas copas de más en el bar Abuelo, en el barrio de Gràcia, y se acercó a la barra donde Loli Sugar, que además de funcionaria de prisiones es una primera figura mundial en un sinfín de modalidades de lucha —kickboxing, fullcontact, thayboxing— tomaba algo con una amiga.

Pese a que no había nadie más en el local, el agente se acercó a ellas hasta rozarlas. Sugar y la amiga se apartaron. Pero el hombre siguió adelante con su asedio y se tocó los genitales. El fallido cortejo fue in crescendo hasta que las chicas se cansaron. El policía acabó enseñándoles su placa y cogiendo a la campeona de artes marciales por el cuello para echarla del local. Loli Sugar le golpeó en las genitales para defenderse. El mosso salió del bar y regresó a la media hora. Pero una patrulla ya había sido alertada y decidió esconderse en un portal.

Ese es el relato que ayer se escuchó en el juicio contra el mosso, que fue condenado allí mismo por una falta de lesiones y otra de vejaciones. La campeona, que también había sido denunciada, fue absuelta porque actuó en legítima defensa, resaltó su abogado, Javier Rodrigálvarez. Víctor B., que negó los hechos, tendrá que pagar a la campeona una indemnización de más de 400 euros y pagar una multa.

Read more here – http://elpais.com/ccaa/2012/09/27/catalunya/1348774722_599641.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s