Patrimonio para todos

El patrimonio, formado por elementos heterogéneos, como iglesias, castillos, palacios y viviendas, pero también por objetos de arte de todo tipo, es uno de los mayores legados del pasado y la mejor representación de la cultura y la historia de un lugar. Este fin de semana se celebra la 21ª edición de las Jornadas Europeas de Patrimonio, tres días en los que ese acervo es el protagonista.

En Cataluña participan 200 municipios con 361 actividades, todas gratuitas y destinadas, sobre todo, a un público familiar. Entre ellas, exposiciones como la del Museo de Lleida Diocesano y Comarcal, que permitirá ver juntas dos piezas de una obra de Joanot de Pau, del siglo XVI, que se expone a 150 kilómetros de distancia: un fragmento en Lleida y otro en Sitges; talleres como el del Museo de la Ciencia y de la Técnica de Terrassa, que pondrá en funcionamiento una enorme maqueta ferroviaria; mesas redondas en las que se analizará el patrimonio destruido en la Guerra Civil en Manresa; rutas para ver las espléndidas villas modernistas de veraneo de Cerdanyola.

También sera posible hacer visitas guiadas en Barcelona para ver cómo se están restaurando las pinturas del vestíbulo de La Pedrera —que en octubre cumple 100 años— y por cuatro palacios relacionados con la poderosa familia Güell: el Moja, el de Fonollar, la Casa Güell y el Palau Güell. También se podrán visitar los inhóspitos refugios de la Guerra Civil en Girona, recorrer una mina de agua del siglo IX en Torroella de Montgrí y ascender a los campanarios de Santa Maria de Mataró y de la catedral de Vic (recientemente restaurado), y disfrutar de las mejores vistas posibles. Las jornadas también servirán para celebrar los 700 años de la desaparición de la orden del Temple en los municipios tarraconenses de Ascó y Miravet, y en las dos comarcas del Vallès para recordar a los cientos de personas que desaparecieron en las riadas de ahora hace 50 años.

En Cataluña hay 108 museos y 399 colecciones, 314 archivos y más de 2.000 bienes culturales de interés nacional (BCIN) —el último, declarado en julio, es la zona arqueológica de Sant Julià de Ramis, en el Gironès, que también abrirá estos días—. Todos gozan de la máxima protección que les da la ley. Algunos, incluso, forman parte de los privilegiados que tienen el reconocimiento de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, como las iglesias románicas del Pirineo, el conjunto romano de Tarragona y los edificios de Gaudí. También hay miles de bienes catalogados y protegidos como bienes municipales.

Pero catalogar no es sinónimo de musealizar, abrir al público y, lo que es peor, proteger. El patrimonio catalán —como le ocurre al español— vive en su mayoría en uno de los dos extremos de la balanza: o son centros de peregrinaje cultural y turístico e inciden en el desarrollo económico de un territorio, o permanecen semiabandonados o en peligro de desaparecer por falta de recursos económicos.

Manel Miró, consultor en patrimonio y turismo cultural, asegura que estas jornadas son buenas para acercar el patrimonio, pero critica que se focalice la atención en unos pocos días y que no se extienda a todo el año. “El patrimonio da prestigio a la clase política, pero no acaban de verlo como sector de actividad económica”, se lamenta. El experto sostiene que “el boom que se ha vivido en los últimos años en la construcción de equipamientos culturales no ha ido parejo al trabajo de gestión para convertirlos en estratégicos y generar riqueza”. La prueba es, según Miró, que “han sido pocos los puestos de trabajo creados vinculados a estos centros y que la mayoría de las actividades que se celebrarán durante este fin de semana irán a cargo de voluntarios”.

Entre las novedades de esta edición están la inclusión de municipios de la Catalunya Nord, un concurso fotográfico y la celebración de un maratón de Wikipedia para mejorar la presencia de varios monumentos catalanes en la famosa enciclopedia, como el Hospital de Sant Pau, el Museo Maritimo de Cataluña o el Palau Güell en Barcelona, el Museo de Terrassa, la Seu Vella de lleida o el Museo de Vic, entre ellos.

Para no perderse detalle de las posibilidades de esta jornadas la dirección general de Patrimonio de la Generalitat ha elaborado una completa web en la que se pueden consultar todos los datos y horarios.

Read more here – http://elpais.com/ccaa/2012/09/27/catalunya/1348775297_502095.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s