“Si aparece el niño nos mudamos y olvidamos todo”

Según se entra en la casa de Michaella y Gigi hay un cirio anaranjado ardiendo sobre un mueble. Detrás, fotos de Jesucristo y de su hijo Gabriel, de 12 años y desaparecido desde el pasado lunes. En el salón, decenas de familiares moviendo inquietos las piernas. Una espera interminable “sin tener noticias del niño, que salió a jugar vestido con un pantalón corto y camiseta”, describe una de las tías del menor y quien mejor domina el español. Su padre, de mirada azul, no culpabiliza a nadie y cerca de las lágrimas solo pide que aparezca para irse “lajor y olviodar todo”.

El niño se llama Gabriel, tiene 12 años, es de nacionalidad rumana y lleva cinco años viviendo en España. Falta de su casa, en el distrito madrileño de Vicálvaro, desde el pasado lunes 24 de septiembre por la tarde. Es “rubio, de ojos azules y 1.50 de estatura, y tiene una mancha de nacimiento en el cuello y una cicatriz vertical en la nariz, fruto de una caída”, ha explicado su familia, que ha denunciado en comisaría su desaparición.

La denuncia fue interpuesta ese mismo día por la noche en la Comisaría de San Blas, según la Jefatura Superior de Policía de Madrid, que ha activado el protocolo específico de menores desaparecidos. Los familiares relacionan su desaparición con una discusión que mantuvo el pequeño con otros niños  el pasado jueves en el parque de la Vicalvarada, muy cerca de su casa.

El domicilio familiar se halla en la calle Villablanca, “a unos 5 metros del parque de la Vicalvarada”, donde el niño salía a jugar habitualmente y “nunca tardaba más de dos horas” en volver, según la prima, que lo ha descrito como “un niño tranquilo y tímido, que no se metía en problemas”.

Sin embargo, “cinco días antes, el día 20 de septiembre, de la desaparición, tuvo una pelea en el parque con un niño español que le había pegado en ocasiones anteriores”, lo que motivó un altercado entre el padre del menor desaparecido y el del otro niño, que supuestamente le agredía, ha continuado la prima.

Siempre según este familiar, el progenitor de este último reunió a un grupo de “unas 30 personas, que rodearon su casa con perros y bates”. La prima que ha asegurado que la Policía “está enterada” de este hecho. Pero la policía, dicen, no investiga la ropa del niño ni sigue las pistas, se lamententan. Ellos aseguran que lo único que pretenden es que aparezca el menor y mudarse de barrio. “No queremos problemas con nadie, si aparece Gabriel, todo olvidado”, comentan sus padres, él antiguo trabajador de Barajas en Paro de 35 años y ella ama de casa de 28.

Read more here – http://elpais.com/ccaa/2012/09/27/madrid/1348765008_035948.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s