Vía libre al coche sin conductor

Cada día es menos un producto de película y más una realidad. Las carreteras de California podrán tener sobre su pavimento coches sin conductor (que no requieren la intervención del ocupante) después de que el gobernador del más poblado de los Estados Unidos firmase este miércoles la ley que lo permite. “Hoy estamos viendo la ciencia-ficción convertirse en la realidad de mañana”, declaró el gobernador Jerry Brown, quien llegó junto a Sergey Brin —cofundador de Google— a bordo de uno de esos coches a la ceremonia de la firma de la ley, que se realizó en la sede central del buscador en Mountain View (en la bahía de San Francisco). California da así el impulso a una iniciativa ya en vigor en Nevada y Florida.

Desde el año 2010, la compañía de Internet ha estado trabajando en tecnología y equipando coches —Toyota Prius, en su mayoría— con complejos sistemas de radares, ordenadores y sensores que usan mapas para guiarse por las carreteras con el fin de hacer realidad una quimera.

“Cualquiera que entre al coche y se dé cuenta de que nadie lo está conduciendo se va a poner un poco nervioso, pero se le pasará”, bromeó el gobernador. La nueva legislación, que entrará en vigor el próximo año y ha sido respaldada por el senador estatal Alex Padilla, permite que los coches sin conductor se desplacen por vías públicas en calidad de prueba, siempre y cuando dentro del vehículo y detrás del volante vaya un conductor con carné de conducir en vigor que pueda tomar el mando en caso de que sea necesario.

El Capitolio de California, a través de la ley SB 1298, ha dejado saber a las autoridades pertinentes (patrullas de carreteras y departamento de tráfico) que deben de efectuar cambios en sus regulaciones para adecuar la nueva realidad (matrículas que informen de que se trata de un coche sin conductor o determinar de quién es la responsabilidad frente a un accidente) a las normas ya existentes. Francisco Valencia, directivo de la aseguradora Línea Directa en España, afirma que “la responsabilidad civil recaería sobre el propietario del vehículo y en, en consecuencia, su compañía de seguros”. “Pero la aseguradora podría dirigirse al fabricante”, añade. Es esta posibilidad la que frena a la industria a apostar por esta tecnología, según Teresa de Pedro, directora de un proyecto del CSIC para el desarrollo de un vehículo completamente autónomo.

Frente a estos temores, Raj Rajkumar, responsable de dos proyectos de colaboración entre General Motors y la Universidad de Pittsburgh, cree los accidentes se reducirían si un ordenador tuviera el control del vehículo. “La mayoría se deben a errores de personas, por distracciones o somnolencia”, afirma. Lo mismo opina Jorge Castellanos, coordinador de movilidad del Real Automóvil Club de España (RACE). “Va a proporcionar seguridad, disminuirán los siniestros y mejorará la movilidad. Un coche cuantos más automatismos tenga, mejor”, asevera.

“Es un área de trabajo fascinante que además tiene el poder de cambiar la vida de las personas, que es lo que realmente me atrae del proyecto”, declaró Brin, que ayer llevaba puestas otro invento en pañales: las gafas Google, que están dotadas de una cámara y un miniordenador que provee mapas o fotos. Según Google, la utilización futura a gran escala de estos vehículos permitirá, por ejemplo, que vayan solos en coche personas ciegas (un vídeo de Google colgado en YouTube muestra a un ciego yendo de compras en uno de estos coches); que aborde un vehículo quien haya tomado unas copas de más sin peligro de sufrir un accidente o lograr un tráfico más ordenado y menos congestionado (dicen en Google que el hecho de que los coches puedan ir unos más pegados a otros debido al sistema de sensores bajará notablemente los atascos).

“Estos coches pueden lograr que un amplio número de personas que ahora están atrapadas e incapacitadas para moverse puedan hacerlo”, expuso el cofundador de Google. “Me refiero a todos esos que son demasiado jóvenes, demasiado viejos o a veces están demasiado intoxicados [en referencia al alcohol]”. Según Brin, se pueden contar “con los dedos de una mano” los años para que la gente corriente pueda disfrutar de esta experiencia. Según los expertos, pasarán muchos más antes de que los autos sin conductor sean de uso común en las carreteras.

La iniciativa de California no es la primera pero sí es importante por la relevancia de ese Estado, que de ser una nación independiente sería la octava economía más grande del mundo. En el verano de 2011, Nevada se convirtió en el primer Estado en permitir estos coches autónomos en sus calzadas. Esta primavera, Florida se sumó a las filas de los coches sin conductor cuando la ley que los autorizaba se pasaba de forma mayoritaria en ambas cámaras de su Capitolio.

España también participa de la carrera tecnológica del coche sin conductor. Aunque según, Ricardo Chicharro, director del laboratorio de ideas del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), todavía falta mucho tiempo para que circulen en Europa. “Tienen que tener la inteligencia suficiente para resolver incertidumbres como lo haría una persona. Sobre todo decidir cuándo tiene que parar”. El CSIC presentó el pasado junio a Platero, un Citroën C3 que rueda sin conductor gracias a un sistema de posicionamiento muy preciso y, de momento, muy caro. Pero Teresa de Pedro, responsable del proyecto, afirmó con motivo de su presentación que “dentro de poco” se podría ver este coche por la ciudad.

Read more here – http://elpais.com/sociedad/2012/09/26/actualidad/1348690331_453072.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s