‘Amar en tiempos revueltos’ sobrevive a La 1

En los últimos meses Amar en tiempos revueltos ha sido más serial fuera que dentro de la pequeña pantalla. La falta de entendimiento entre la nueva dirección de RTVE y Diagonal TV, productora de la ficción, y los ajustes presupuestarios de la cadena pública han pesado más que la exitosa trayectoria que atesora la serie, líder indiscutible de audiencia en la franja de sobremesa desde abril de 2008.

Amar en tiempos revueltos se despedirá en noviembre de la parrilla de La 1 y comenzará una nueva vida en Antena 3 a partir de enero de 2013. Se mudará de nombre y de cabecera, cuyos derechos posee RTVE, pero mantendrá al mismo equipo técnico y artístico que ha conseguido enganchar a más 2,5 millones de espectadores a una historia que acumula ya más de 1.600 capítulos.

Los recortes de presupuesto que afectan a la cadena pública desde principio de año han mantenido durante muchos meses en el aire el futuro de algunas ficciones emblemáticas como Águila Roja o Cuéntame, que está rodando su nueva temporada pendiente de conocer una fecha confirmada de estreno. Isabel estuvo nueve meses en la nevera antes convertirse en el programa más visto del prime time del lunes de este mes de septiembre.

Amar en tiempos revueltos se mantuvo en la parrilla hasta la llegada del verano, cuando se tomó el segundo descanso de su historia sin haber completado la emisión de la séptima temporada. Regresó hace unas semanas, pero ya con la confirmación de que llegaría a su fin en noviembre. “Amar en tiempos revueltos se acaba así, las circunstancias han sido las que han sido”, explicó Jaume Banacolocha en el pasado Festival de Vitoria (FesTVal). Una frase que resume la difícil trayectoria que ha tenido la serie en sus últimos meses en TVE. Más que por motivos económicos —“cada capítulo de la serie le cuesta a TVE 56.000 euros, un precio irrisorio”, según desveló Eduardo Casanova, director de la serie—, las razones del salto de cadena hay que buscarlas en el clima de incertidumbre que han padecido las ficciones de la cadena pública.

“El cambio no lo hemos provocado nosotros, sino la falta de interlocutor. Esto nos generó una desazón que nos impulsó a buscar una solución”, explica Jaume Banacolocha, ahora que se ha confirmado la mudanza a Antena 3. “Lo hemos pasado mal por la falta de noticias, positivas o negativas. No podíamos planificar nada. Ahora con la decisión ya tomada, solo el tiempo dirá si hemos acertado o no con el cambio”.

El rodaje de la octava temporada comenzará en el mes de septiembre y los nuevos capítulos desembarcarán en su nueva casa capitaneados por el mismo equipo técnico y artístico. También ocupará misma franja de emisión que hasta ahora, lo que supondrá el final de Bandolera, una serie que es también producción de Diagonal TV.

Read more here – http://elpais.com/cultura/2012/09/27/television/1348769773_698040.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s