Apertura de curso con protesta en la Complutense

Unos 50 trabajadores y estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid se han congregado esta mañana en la puerta del paraninfo de la universidad, en la calle de San Bernardo, para protestar contra los recortes a la universidad pública durante el acto de inauguración del curso 2012/2013. Su intención era asistir al evento y protestar dentro, pero varios policías nacionales y guardias de seguridad de la UCM se lo han impedido.

El personal docente que ha acudido asegura no haber sido invitado, como otros años, al acto. El rector de la UCM, José Carrillo, lo niega pero admite que, si la entrada hubiera sido libre, el acto “no se hubiera realizado”, como ocurrió con la apertura del curso en las seis universidades públicas el 3 de spetimbre en la Universidad Autónoma. El rector reconoce haber tomado medidas para que el acto no fuera boicoteado.

A pesar de la lluvia, que caía a mares, Ana Méndez y Odile Rodríguez, ambas estudiantes de Filología Hispánica, se han acercado al paraninfo para manifestar su descontento con el rector. “Nos han quitado optativas, nos han subido las tasas, que en nuestro caso ha supuesto pagar una matrícula de 800 a 1500 euros, y encima ni siquiera ha venido a nuestra facultad, tal y como prometió durante la campaña, a darnos una charla sobre la estrategia de la universidad 2015”, dice Ana, de 21 años.

“El sometimiento del rector al Gobierno regional está poniendo en peligro a la universidad pública”, asegura Antonio (no quiere dar su apellido), un funcionario de biblioteca. Ángeles Díez, una de las promotoras de la campaña de desobediencia civil en defensa de la universidad que está organizando la plataforma de trabajadores de la UCM, criticaba la falta de respeto hacia los profesores: “Los policías me han dicho que no puedo entrar al paraninfo ni con el carnet de trabajadora. A diferencia de otros años, no hemos podido solicitar la invitación”.

Mientras los pitidos y silbidos han continuado en la calle, en el interior del edificio se desarrollaba el acto de apertura con normalidad hasta que una treintena de trabajadores afiliados a CC OO se ha levantado con unas pancartas verdes contra los recortes justo en el momento en el que tomaba la palabra el rector. Unos minutos después, estos manifestantes han salido del paraninfo. “Sí, tengo que recortar 47 millones de euros, no tengo una máquina para hacer millones”, ha sentenciado Carrillo, elegido elegido rector de la UCM el año pasado.

La Comunidad de Madrid exige un recorte de unos 175 millones de euros al conjunto de universidades públicas de la región. A Pilar Montero, del colectivo PAS (personal administrativo y de servicios) no le valen las explicaciones del rector: “Debería saber gestionar la crisis porque estamos perdiendo autonomía universitaria”. Carrillo, por su parte, promete que durante el próximo mes de octubre visitará varias facultades para explicar la situación de la UCM y las “posibles medidas” que van a tener que adoptar. La primera visita será el día 4, en la facultad de Ciencias.

Read more here – http://elpais.com/ccaa/2012/09/28/madrid/1348840839_874133.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s