Hollande pone en juego su credibilidad con el Presupuesto para 2013

El presidente François Hollande pone sobre la mesa sus credenciales fiscales con la presentación del presupuesto más ajustado de Francia en 30 años y en una situación muy difícil para el país, con la economía estancada, el desempleo al alza y con la popularidad del Ejecutivo cayendo en picada. El primer presupuesto anual del mandatario socialista debe incluir un recorte del gasto de 30.000 millones de euros para aliviar el déficit y cumplir con las promesas hechas para contribuir a la estabilidad de la zona euro.

El ajuste, sobre todo a través de subidas de impuestos para personas con salarios altos y una congelación del gasto, tiene como objetivo reducir el déficit público un 3% para 2013 y asegurar a Francia un puesto al lado de Alemania como potencia creíble dentro del núcleo duro de la zona euro. “Este presupuesto no es para asfixiar a la economía, sino para reconstruirla”, dijo al canal France 2 el primer ministro Jean-Marc Ayrault. “Si abandonamos la meta [del 3%], los tipos de interés se elevarán de inmediato”.

Los economistas creen que los objetivos del presupuesto del Gobierno socialista son demasiado ambiciosos teniendo en cuenta que la previsión de crecimiento económico del 0,8% para el próximo año es muy optimista. Los últimos datos publicados muestran que la economía francesa lleva nueves meses estancada y que el desplome del consumo y las ventas externas han minado los esfuerzos públicos y privados para revitalizar la economía.

Pese a que aumentaron los salarios, los consumidores franceses prefirieron ahorrar esas ganancias extras que gastarlas, preocupados por la posibilidad de perder sus empleos en cualquier momento. Así que el consumo, motor tradicional de la economía francesa, se vio ha visto afectado negativamente por la escasa fe de los propios ciudadanos.

Ayrault ha insistido en la promesa del Ejecutivo de reducir el desempleo en un año y defendió la previsión de crecimiento del Gobierno del 0,8% como “realista y alcanzable”. El riesgo de que finalmente el crecimiento se sitúe por debajo del objetivo aumenta las posibilidades de que Hollande, cuyos índices de popularidad han caído al 43% en tan solo cuatro meses de su mandato, tenga que hacer más recortes para mantener sus metas de déficit.

Read more here – http://elpais.com/internacional/2012/09/28/actualidad/1348817182_076054.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s