Jugosos taninos

En apenas un lustro, Bodegas Cepa 21 ha conocido tanto la gloria mediática, gracias a la participación en el proyecto liderado por Javier Moro de socios como Imanol Arias, como dificultades empresariales, agudizadas por la crisis. Pero han sabido reaccionar con una política de ajuste en precios y la oferta de un tinto roble algo más económico.

A su vez, el enólogo Álvaro Maestro ha dulcificado el diseño del tinto fundacional, demasiado apegado al gusto imperante entonces —aunque lo mantiene con Malabrigo, su vino de alta expresión—, aliviando la carga y potencia en favor de una mayor elegancia y finura. También estos cinco años han favorecido el necesario ajuste entre producción de uva y elaboración del vino.

Lo demás sigue igual: un viñedo propio de unas 50 hectáreas plantado con un excelente clon de tempranillo sobre suelos arcillosos calcáreos; una bodega de ejemplar construcción arquitectónica, que no busca el espectáculo, sino la eficiencia, y dotada de los medios técnicos necesarios para la elaboración de grandes vinos.

Argumentos más que suficientes para que Cepa 21, de 2008, año poco agraciado, muestre afinados aromas a fruta negra madura, nuez de coco, chocolate amargo y balsámicos, acompañados por un bien dosificado paso por roble y sostenidos por sólidos y jugosos taninos.

Read more here – http://elpais.com/elviajero/2012/09/27/actualidad/1348748979_050043.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s