La Iniciativa Vive pide ayuda para la prevención cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares con la primera causa de muerte en los países ricos, y van camino de serlo en los demás. Por eso su prevención —o, según prefiere Valentín Fuster, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), la promoción de comportamientos saludables— ocupa un puesto destacado en la agenda de la salud pública. Y no solo desde un punto de vista estrictamente médico. Tal y como plantea la Iniciativa Vive, tres son las patas del abordaje: ciencia, salud y educación, todas ellas igualmente importantes.

Partiendo de este punto de vista, la Iniciativa Vive, fruto de la colaboración de la Fundación ProCNIC (que aglutina a empresas privadas que colaboran con el CNIC, entre ellas PRISA, editora de EL PAÍS) y la Fundación SHE (siglas en inglés de ciencia, salud y educación), se reinventa “para abrir su participación a todo ciudadano que disponga de tiempo e interés en luchar contra la patología cardiovascular”.

Como explicó Fuster en la presentación de este nuevo enfoque, la patología cardiovascular obedece a múltiples factores, la mayoría evitables. Entre los primeros están “los mecánicos” (obesidad y la presión arterial), los “químicos” (colesterol y diabetes) y “dos que se identifican con sendas preguntas: si se hace ejercicio y si se fuma”. Solo hay uno sobre el que no se puede actuar: la edad.

En el encuentro, el exsecretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, incidió en el coste de estas patologías, que en España se sitúa alrededor de los 7.000 millones de euros. Una cifra que va en aumento, porque la ciencia hace que los pacientes cada vez vivan más, pero a un elevado precio.

El papel predominante de la educación lo puso de manifiesto Isabel Carvajal, directora del colegio Santa María del Camino. “Hay que recordar que los niños son los únicos que pueden cambiar las costumbres y hábitos de las casas”, dijo, y recordó el exitoso programa Sí!, que ya se ha ensayado en Colombia dirigido por Fuster, y que ahora se quiere replicar en 50 centros españoles.

En este sentido, la escritora Carmen Posadas hizo hincapié en que una intervención precoz en los niños consigue que adopten hábitos saludables, pero trasladar esto a los mayores es mucho más difícil.

Read more here – http://elpais.com/sociedad/2012/09/28/actualidad/1348851312_231164.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s