Madrid y Rabat presentan un plan de mediación en el Mediterráneo

La reunión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas toca a su fin. Y tras una semana con la diplomacia mundial congregada en Nueva York, es evidente el fracaso a la hora de aprovechar el momento para lograr avanzar en la solución del conflicto en Siria. Lo admite el propio ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo. “El resultado no puede ser satisfactorio cuando los hechos son tan graves”

El presidente sirio, Bachar el Asad, reiteró el jefe de la diplomacia española, “debe cesar cuanto antes” y ceder el poder “aunque sea solo por razones humanitarias”. “El hijo ha superado al padre en muertes de sus compatriotas”, puso en evidencia y calificó la situación de “extrema” al referirse a los refugiados en Turquía y Jordania. España, dice, puede aportar experiencia de la Transición.

El ministro tenía prevista una reunión con la delegación rusa antes de volver a Madrid. La solución de la crisis, explicó, no es algo que se pueda lograr en una semana. Y recordó el bloqueo en el Consejo de Seguridad. García-Margallo considera que se debe tratar de implicar a Moscú en el esfuerzo humanitario mientras se busca en la oposición una minoría favorable al diálogo.

Para evitar que futuras crisis como la de Siria se “pudran”, España y Marruecos acaban de poner en marcha una iniciativa para consagrar la mediación como método de resolución de contenciosos en la región del Mediterráneo. “Es el principio de una propuesta que cobra todo el sentido en vista de las difíciles circunstancias que estamos viviendo en el Mediterráneo”, valoró.

El primer seminario tendrá lugar en diciembre en Madrid. El objetivo, información fuentes diplomáticas, es tratar de capacitar personas a nivel estatal y local, del Gobierno y de la sociedad civil, para mediar. “Es un instrumento que debe estar siempre dispuesto, listo para intervenir antes de que los conflictos se pudran y se conviertan en auténticos conflictos civiles”.

La crisis en Siria ya cuenta con sus propios instrumentos de mediación en la ONU. Pero el ministro García-Margallo dijo que si el secretario general Ban Ki-moon considera que puede ser útil, “estamos absolutamente dispuestos a colaborar con ellos”. “Naciones Unidas es el pilar sobre el que rota la multilateralidad”, concluyó, “por eso debe estar coordinado con la ONU”.

José Manuel García-Margallo también debía verse con su homólogo israelí, un día después de que el primer ministro Benjamin Netanyahu defendiera ante el plenario establecer una “línea roja” para frenar a Irán. El ministro dijo que hay que esperar al resultado de las elecciones en EE UU para ver cómo evoluciona el conflicto. Y cualquier línea roja se discutirá con la Unión Europea.

Read more here – http://elpais.com/politica/2012/09/28/actualidad/1348855058_254502.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s