Triana se salva del alicatado

El Ayuntamiento de Sevilla ha dado marcha atrás en su empeño de revestir de azulejos la zapata de Triana, un proyecto que comenzó a fraguarse a principios de año y al que el Consistorio había destinado 120.000 euros. El concejal de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Gregorio Serrano, dijo este jueves que el azulejo cerámico que se proyectaba para la zapata de Triana —del que ya se ha realizado una parte con un coste de 10.000 euros— se colocará “donde no haya polémica”. Por su parte, la delegada territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Deporte de la Junta, Granada Santos, ha reiterado la necesidad de buscar un “consenso” respecto al tema y deja claro que la decisión está “en el tejado del Consistorio”, informa Europa Press.

Según Serrano, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, se está reuniendo con los distintos sectores y “falta que se decida sí se pone o no y su ubicación”. “El único gasto que se ha realizado hasta ahora son los 10.000 euros del azulejo que pone Triana, que se colocara en un sitio donde no sea objeto de debate y polémica. No se va a despilfarrar el dinero”, concluye Serrano.

Por su parte, la plataforma ciudadana Salvemos Triana… y Sevilla, contraria al proyecto del Ayuntamiento, ha solicitado a la Consejería de Cultura la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) de la zapata y todo su entorno. La plataforma ha pedido también a Zoido que paralice de forma “definitiva” el proyecto para instalar murales cerámicos en la zapata de Triana.

“Hemos pedido también, tanto a Cultura como al Ayuntamiento, que se realice un estudio adecuado, que no existe hasta ahora, de todo el entorno en una de las zonas más emblemáticas de la ciudad. Contamos con las voces de expertos como Vicente Lleó, Víctor Pérez Escolano, Fernando Amores o Julián Sobrino, entre otros, que se oponen a la actuación y todos esos razonamientos se los hemos entregado al alcalde”, apuntó el jueves el arquitecto Juan Antonio Sánchez, coordinador de la plataforma junto a Amaro Sánchez de Moya.

“El murallón, con la zapata, es una obra de finales del XVIII de Félix Caraza, uno de los escasos ejemplos de arquitectura ilustrada civil en Sevilla. Además, la zapata está incluida en el Plan Especial de Protección del centro histórico”, argumenta Sánchez para poner de relieve otra de las incongruencias del proyecto de “alicatado” del Consistorio.

Read more here – http://elpais.com/ccaa/2012/09/27/andalucia/1348768385_600045.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s