Warhol a doble cara

Este año se cumplen 50 de la primera exposición individual de Andy Warhol en una galería de Los Ángeles, donde presentó la célebre serie 32 Latas de Sopa Campbell, que reproducía los botes de los no menos famosos caldos americanos. En este contexto, la Fundación Bancaja inaugura una nueva temporada con Warhol superstar, una colección de 63 serigrafías sobre papel o tabla y algún fotograbado, procedentes del museo de Pittsburg de su ciudad natal que lleva su nombre.

A estas alturas no es fácil ser original mostrando a Warhol, pero el comisario, Fernando Castro, subraya la intención de mostrar un artista “dual”, o “múltiple”. El de “los productos comerciales, de las latas de sopa Campbell, del mundo de la publicidad, del mundo del marketing”, pero también “el artista del drama, de la melancolía y del desastre”. En el recorrido se pueden ver tres latas de Campbell, aunque no son las de tomate, sino las de vegetales y queso Cheddar, por ejemplo. No muy lejos, las revueltas sociales del 63, la hoz y el martillo del 77 o el Lenin del 87. Hay duettos obvios, como los representados por los retratos del jefe Jerónimo y el vaquero John Wayne, o los del genial Einstein y del contundente Cassius Clay.

Todos los apartados empiezan con textos, pues se busca también una lectura textual del artista. De hecho, más que catálogo hay un librito sin imágenes que disecciona la retórica warholiana. La muestra tiene un apartado dedicado a la muerte encabezado por un titular del Daily News que habla de 129 fallecidos en accidente aéreo y que, leído por causalidad, le sugirió entrar en materia. Por eso, la serie de la silla eléctrica y el negro asunto del suicidio, no muy visto. Sus apreciaciones sobre la muerte no son muy profundas pero tienen su punto. La vida es que “te pones enfermo y te mueres”. Ante tal eventualidad, “lo único que se puede hacer es estar lo más ocupado posible”, aserto aplicable a cuestiones más terrenales y del día.

“Fue un experto en buscar fondos”, aseguraba el comisario al abordar la relación del universo warholiano con la coyuntura presente. El vicepresidente de la Fundación, Vicente Montesinos, dijo que en “una época de penurias, se saca de lo que hay aunque sea poco” y que “la fundación tiene sus ahorrillos por la buena gestión”. Reconoció que no será fácil hacer el presupuesto de 2013 y que, aunque no se van a dejar de atender el arte y la cultura, “las prioridades son los colectivos desfavorecidos”. Por primera vez, la entidad ha fijado una entrada de un euro y la recaudación obtenida por las dos muestras que permanecerán abiertas hasta el 5 de enero, la de Warhol y la próxima sobre Helmut Federle, se destinará a la campaña “365 comidas solidarias” de Casa Caridad.

 

Read more here – http://elpais.com/ccaa/2012/09/28/valencia/1348851477_639055.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s