“El baloncesto actual es previsible”

Aíto García Reneses (Madrid, 1946) vive una nueva etapa al frente del Cajasol de Sevilla. La Liga Endesa vuelve a cobijar a uno de sus clásicos: nueve títulos, una plata olímpica con España en Pekín 2008 y 39 años en los banquillos.

Pregunta. Tras una vida dedicado al baloncesto, ¿qué le motiva para seguir entrenando?

Respuesta. Me gusta. La mayoría piensa que después de entrenar tantos años a un equipo del nivel del Barcelona no puedes hacerlo en otros inferiores. En mi cabeza eso no cabe. Lo que hago es disfrutar del baloncesto.

P. ¿Puede vivir sin entrenar?

R. Vivir, se puede. Pero, si puedo entrenar, mucho mejor.

P. ¿Cómo ve la Liga Endesa?

R. El Madrid, el Barcelona y el Caja Laboral están un peldaño por encima. También el Valencia y el Unicaja. Estos equipos están un poco más arriba todavía porque en los últimos años las diferencias de presupuesto son más grandes de lo que lo eran hacen 15 años. Eso no es para lamentarse, sino para trabajar duro.

P. El baloncesto vivió en España un boom en los años 80 del siglo pasado, decayó y volvió a los grandes momentos. ¿Y ahora?

R. El boom se debió al propio baloncesto y a que el fútbol decayó. Ese bajón del fútbol dio alas al baloncesto para que fuera más importante de lo que es. Luego, debo reconocer algo que no ha sido reconocido por los medios. Es el gran trabajo de la ACB como empresa para que la Liga haya pasado de ser la vigésima del mundo a ser la segunda. La crisis económica ha afectado y se está ahora un poco más abajo que los rusos o los turcos en dinero. Pero no hay que llorar, sino trabajar.

P. ¿No hay muchos partidos con la ACB, la Euroliga y las selecciones nacionales?

R. Cada una de las organizaciones piensa en su éxito individual. Por eso hay un exceso de partidos. En la NBA, sus jugadores no van a la selección estadounidense en cada Panamericano o en cada Mundial. Juegan solo una competición y los Juegos cada cuatro años. Tampoco compaginan la Liga nacional, la NBA, con otra americana. Eso les lleva a tener un calendario muy denso, pero con varios meses para descansar y mejorar su técnica y su físico. Nosotros enlazamos una competición con otra y eso nos corta nuestra progresión. La idea, defendida en su momento por Eduardo Portela, es la armonización de los torneos.

P. ¿Cree que el baloncesto actual es más aburrido que el de hace 20 o 30 años?

R. Completamente de acuerdo. Con el paso de los años se han elevado tanto los análisis de los rivales que se ha acabado con la espectacularidad. Los equipos saben cómo defenderse en cada jugada que propone el contrario. El baloncesto actual se ha hecho rutinario y previsible. El proceso es imparable y la solución solo está en tener jugadores con unos fundamentos muy completos. Entonces, el scouting no sirve.

P. La clave está en la calidad de los jugadores para saltarse la norma.

R. Efectivamente. Hay jugadores que son limitados y solo saben una jugada o, como mucho, dos. Hay otros que te hacen cinco distintas. La única solución es ser más completos.

P. ¿Qué equipo de la ACB se sale un poco de la norma de ese baloncesto defensivo y táctico?

R. El único que se sale de ese baloncesto es la selección española. Antiguamente, se decía que los sistemas de los entrenadores yugoslavos eran muy buenos y los de los españoles malos. Ahora se puede decir lo contrario. Y no es cuestión de los sistemas, sino de los jugadores. Pau y Marc Gasol, Navarro, Rudy, Ricky y compañía hacen de todo. Antes teníamos jugadores muy buenos, pero uno era un tirador, otro un pasador, otro un penetrador, otro un reboteador, otro un defensor… Esta generación ha abierto el camino para un nuevo baloncesto.

P. ¿Ha surgido de forma espontánea o hay mucho trabajo detrás de ella?

R. Es producto, primero, del ingente talento individual que tienen estos jugadores. Después, del trabajo que han hecho entrenadores y directivos anónimos.

P. Y entrenadores como usted que se atrevieran a darle la alternativa. Hizo debutar a Pau, Rudy, Ricky…

R. Yo no he dado nada a estos jugadores. Ellos se lo ganaron.

P. ¿Qué vio en ellos?

R. También me tocó dar la alternativa a gente como Joaquín Costa, Andrés Jiménez, Montero, Villacampa o Jofresa. Lo que pasa es que la gente ya no se acuerda. La oportunidad se la he dado siempre a quien la merecía.

P. ¿Cómo motivó a los componentes de la selección antes de la final de Pekín 2008 contra Estados Unidos?

R. Llegamos eufóricos. El día previo parecía que ya lo habíamos hecho todo. En la charla les dije que podíamos aspirar a algo único e irrepetible: un oro olímpico. Lo captaron y lo pelearon.

Read more here – http://elpais.com/deportes/2012/09/28/actualidad/1348858812_954168.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s