El PSPV avala la apuesta de Puig por el modelo federal

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, afrontó ayer su primer Comité Nacional —el máximo órgano entre congresos— con tranquilidad. Puig realizó un discurso en el que presentó a los socialistas como la alternativa capaz de representar a una mayoría social harta de las políticas de derecha del Partido Popular y de un presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se niega a mejorar la financiación de la Comunidad Valenciana, al AVE con Castellón y Alicante y al corredor mediterráneo.

El Comité Nacional aprobó una resolución en favor de un Estado federal, que sea capaz de atender las necesidades de la Comunidad Valenciana, y la composición de la comisión de listas, órgano en el que están representados los principales referentes del PSPV.

Durante la reunión se produjeron hasta un total de 30 intervenciones, la gran mayoría “de guante blanco”, que no pusieron objeciones al discurso del secretario general, que hizo una intervención genérica sin entrar en demasiadas cuestiones puntuales. Ello hizo que, ninguno de los intervinientes hablase de manera abierta sobre el relevo forzado del portavoz de la Diputación de Valencia Toni Gaspar por José Manuel Orengo, o de los problemas de coordinación de la Ejecutiva con el grupo parlamentario en las Cortes Valencianas.

El propio Gaspar intervino sin hacer sangre de lo sucedido en el grupo socialista de la Diputación de Valencia para dar valorar el discurso de Puig y reclamarle que recuperase la idea del “socialismo afectivo”.

A pesar del buen ambiente, no faltó alguna dentellada, como la del secretario provincial del PSPV de Alicante, David Cerdán, que no ocultó su malestar con el secretario de Organización, Alfred Boix, al que acusó de haber traicionado la confianza. El origen de la crítica está en la adaptación de los Estatutos del PSPV tras el último congreso. Inicialmente se pensó que los órganos comarcales diesen el visto bueno a las candidaturas presentadas en municipios de hasta 5.000 habitantes. Un criterio modificado a última hora y que eleva hasta los 20.000 habitantes los municipios donde los órganos comarcales tendrán que dar el visto bueno a las candidaturas municipales. El cambio, del que Boix no informó a Cerdán, sorprendió al secretario provincial que al final no ocultó su malestar.

En las intervenciones, el ex alcalde de Elche, Alejandro Soler, reclamó a Puig y a la Ejecutiva del PSPV un mayor esfuerzo a la hora de trasladar los mensajes a la ciudadanía para que se comprenda por qué los socialistas defienden unas propuestas y no otras. Soler instó a la dirección a intentar fijar con claridad las propuestas alternativas del PSPV al proyecto del Partido Popular.

Puig, que quiso responder personalmente, a todos los miembros que pidieron la palabra, eludió enredarse en cuestiones que no son de su estricta competencia. Como cuando la parlamentaria Cristina Moreno criticó la actuación del portavoz municipal en la ciudad de Valencia, Joan Calabuig, que ha decidido apoyar la ampliación del Palacio de Congresos.

Moreno expresó su sorpresa por el hecho de que el PSPV apoye una iniciativa de la alcaldesa popular, Rita Barberá, que no cuenta con el apoyo de los empresarios, ni de los sindicatos, ni de muchos otros colectivos sociales.

El secretario general del PSPV descartó que el apoyo a la ampliación del Palacio de Congresos “sea por seguidismo a la derecha” pero alegó desconocer el detalle y remitió al debate de la agrupación municipal.

En el turno de palabras también intervinieron otros dirigentes como el ex portavoz parlamentario Ángel Luna o el alcalde de Godella, Salvador Soler. En la intervención se abogó por la necesidad de realizar un proceso de elecciones internas abiertas (primarias) para elegir el candidato a la Generalitat y se reclamó un esfuerzo para visualizarse como alternativa ante un Consell tan debilitado como el de Alberto Fabra.

En sus respuestas, Puig abogó por reforzar la apuesta por el federalismo como la fórmula más conveniente para la Comunidad Valenciana. “En un Estado federal a la Comunidad Valenciana le iría mejor, ya que permitiría una mayor corresponsabilidad fiscal”, indicó Puig, que añadió: “Esta no es la España del franquismo, que no representa la realidad. Es plural, es un país que lejos de caminar hacia la recentralización debería caminar hacia el federalismo”.

El dirigente de los socialistas valencianos también anunció que insistirá en el discurso de la regeneración para salir de la crisis y añadió que encargará la elaboración de una radiografía de la Comunidad Valenciana en el horizonte del año 2025 y de las opciones para recuperar el papel que le corresponde.

Read more here – http://elpais.com/ccaa/2012/09/29/valencia/1348947923_606182.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s