Juan María Orbe, presidente de Ipar Kutxa y ganadero

El presidente de la cooperativa de crédito Ipar Kutxa, Juan María Orbe Ugalde, falleció ayer de forma repentina cuando se dirigía a Bilbao para participar en una reunión del máximo órgano de gobierno de la cooperativa de crédito vasca. Salió de su casa, en Errigoiti (Vizcaya), sobre las ocho de la mañana y, tras haber recorrido apenas cinco kilómetros, se sintió indispuesto y aparcó el coche. No tuvo tiempo para nada más. La muerte le sorprendió a los 68 años. Estaba casado y era padre de tres hijas.

Natural de Errigoiti, Orbe emigró muy joven a California para trabajar como ganadero. Allí pasó varios años y vio nacer a sus tres hijas. De regreso a su localidad natal, se dedicó en cuerpo y alma a su caserío y en 1977 entró a formar parte como socio de la Caja Rural Provincial de Vizcaya. Esta entidad se fusionó en los ochenta con la Caja Rural Provincial de Álava y dio origen a la Caja Rural Vasca, que más tarde se convirtió en Ipar Kutxa.

Orbe ocupó desde 1992 diferentes puestos en el consejo rector de la cooperativa de crédito, hasta que en 2008 relevó a Juan Uriarte en la presidencia, cargo que ocupaba en la actualidad. Durante su mandato, Ipar Kutxa ha dado pasos estratégicos de gran calado, entre los que destaca la fusión con Caja Laboral, que será una realidad en uno o dos meses. La integración dará como resultado la segunda entidad financiera vasca (25.500 millones en activos) tras Kutxabank (75.500 millones), y la segunda cooperativa de crédito de España, a muy poca distancia de Cajamar Caja Rural (38.000 millones).

Unos meses antes de acordar la integración con Caja Laboral, Ipar Kutxa trató de blindarse en el mercado financiero por medio de una unión con Bankoa. Sin embargo, la entidad financiera francesa Credit Agricole, accionista mayoritaria de Bankoa, suspendió la operación debido a la crisis económica.

Quienes conocían a Orbe destacan su “generosidad” en el proceso de fusión con Caja Laboral por haber dado “un paso atrás” al renunciar a ocupar un cargo relevante en la nueva entidad resultante, cuyo nombre aún no se ha decidido. “Su única preocupación era asegurar la viabilidad económica y el futuro de Ipar Kutxa. Había entendido que ahí terminaba su papel”, recalcan.

Hombre muy volcado en el sector agropecuario —mantuvo su actividad como ganadero hasta hace muy poco—, era también presidente de la Cooperativa San Isidro de Gernika. Su preocupación por el asociacionismo ganadero y por la adaptación del caserío a la dinámica de la sociedad contemporánea le llevó a ser uno de los fundadores del sindicato agroganadero Euskal Herriko Nekazarien Elkartea (EHNE).

Era un hombre del campo “muy trabajador”, destacan sus allegados. Igualmente, resaltan su carácter emprendedor, su pasión por el sector agroganadero y su profundo amor por el euskera. Su inesperado fallecimiento ha causado una “honda conmoción” entre los socios y empleados de Ipar Kutxa.

 

Read more here – http://elpais.com/economia/2012/09/29/actualidad/1348871761_797654.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s