Ayuda de 2.000 euros por el cambio de un coche viejo

El Gobierno ha salido en ayuda del sector del automóvil con un nuevo plan de ayudas a la compra para impulsar un sector que está bajo mínimos, tanto en ventas como en producción. Los propietarios de un turismo de más de 12 años (10 años en el caso de los vehículos comerciales) que lo cambien por otro nuevo de menor consumo y emisiones recibirán 2.000 euros de ayuda. El precio del vehículo adquirido no podrá superar los 25.000 euros (sin IVA).

El Ministerio estima que el ahorro energético asociado al Programa PIVE, dotado con unos fondos de 75 millones de euros y vigente desde el 1 de octubre de 2012 y hasta el 31 marzo de 2013 ó agotamiento de los fondos, asciende a 26,1 millones de litros de combustible por año. Eso significa, en términos económicos y al precio actual del barril, un ahorro de 16 millones de euros anuales, a lo que hay que añadir una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de 54.000 toneladas por año de CO2.

La Administración se hará cargo de 1.000 euros de esa ayuda, mientras el fabricante o importador financiará otro tanto. El nuevo plan se llama PIVE (Programa de Incentivos para los Vehículos Eficientes) y entrará en vigor el lunes próximo. La condición para acogerse a estas ayudas es adquirir un vehículo eléctrico, que funcione con gas natural o de la clase A / B, es decir, los menos contaminantes. El coche viejo deberá darse de baja.

El nuevo plan de ayudas, una iniciativa que el sector llevaba reclamando hace meses, llega a pesar de que el ministro de Industria, José Manuel Soria, asegurara en septiembre que no había presupuesto para medidas de este tipo. Pero los malos datos de este mercado, que espera vender menos de 700.000 vehículos este año y fabricar menos de un millón de unidades, los peores niveles desde comienzos de los noventa, han hecho cambiar de opinión al Ejecutivo.

El último plan de ayudas, el 2000E, puesto en marcha por el anterior ministro de Industria, Miguel Sebastián, supuso un respiro para le sector. La patronal de los fabricantes Anfac calculó en su día que el plan contribuyó, en el año 2009, año de su entrada en vigor, a conservar 30.000 empleos en el sector del automóvil. En el primer semestre de 2010, el último en vigor, consiguió que las ventas crecieran más del 40%. El plan contemplaba ayudas de 500 euros por parte de la Administración para adquirir un vehículo nuevo o usado, y un descuento de 1.000 euros por parte del fabricante o importador en el caso de vehículo de primera matriculación.

 

Read more here – http://elpais.com/economia/2012/09/27/actualidad/1348761007_151437.html

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s